Hoy es el último día de noviembre y a pesar de que el 2020 fue atípico, las costumbres y tradiciones de las fiestas de fin de año prometen esa cuota de unión familiar que tanto necesitábamos. En algunas casas, los noticieros muestran cómo la diferencia horaria hace festejar primero a algunos alrededor del mundo y luego a otros, pero nosotros queremos mostrarte a los mejores.

  1. Nueva York

A pesar de ser un voto cantado, el especial énfasis que el pueblo norteamericano hace en cualquier celebración en la que se pueda explotar la arista comercial, hace que se magnifiquen los festejos y todo adquiera una nueva dimensión. Si visitaste antes Nueva York pero vuelves en Navidad, es como si lo estuvieras haciendo por primera vez. Ideal para sentirte adentro de tus películas navideñas preferidas.

2. Berlín

La navidad es una gran excusa para hacer el último viaje antes de terminar el año, y al menos una vez en la vida hay que disfrutar de una navidad a la alemana. ¿Por qué? La ciudad de Berlín es la más monumental e histórica del país, y ofrece unas fiestas en donde las luces de colores contrastan de manera increíble con el blanco de la nieve en las calles. Una de las peculiaridades es la costumbre de tomar vino caliente en puestitos callejeros para combatir el frío, acompañado de unas bratwurst. Otra gran cualidad navideña de esta ciudad es la inmensa cantidad de weihnachtsmarkt (mercados navideños) repartidos por toda la ciudad, que son una gran atracción para los turistas shopaholic.

3. Bratislava

Bratislava es directamente el escenario de todos los cuentos de navidad. La razón por la que esta ciudad está en el tercer puesto es que su laberinto de calles empedradas y plazuelas con el castillo presidiendo en lo alto de una colina nos invitan a perdernos en las mejores historias navideñas que hemos oído. Los pastelitos navideños son la especialidad de los coquetos cafés de Bratislava, que además se encuentran a precios muy razonables. Recomendamos pasar por Plaza Mayor, para comprar alguna artesanía típica que nos podamos llevar de recuerdo.

4. Madrid

La capital española siempre empapa sus calles de espíritu navideño y se hace conocida por ser la ciudad de tapeo y churros. La cita obligatoria aquí es Puerta del Sol, y su gran árbol de Navidad iluminado para despedir el año. Deberemos conseguirnos una peluca, un disfraz y artículos de bromas, puesto que el tradicional mercado de Plaza Mayor se transformará en el escenario de un verdadero carnaval. Al terminar la noche, desde Ciudadanos Viajeros recomendamos ir a por un chocolate bien caliente y unos churros en la cafetería de San Ginés.

5. Salzburgo

La ciudad austríaca ofrece la mejor navidad alpina que se pueda vivir. Los diabólicos Krampus y Perchten van dando pequeños azotes de la suerte a conciertos y recitales de literatura, aunque son aterradores. La ciudad que vió nacer a Mozart es famosa por también ser la cuna de la icónica canción “Noche de Paz”. Su estructura barroca hace que la música se sienta en todos los rincones. Resulta imposible no cantar.

6. Londres

Realmente vale la pena viajar a Londres en Navidad. Las guirnaldas de la ciudad hacen brillar a la ciudad, que hace juegos de luces iluminando parques, calles y centros comerciales. La fachada de Harrods es un espectáculo en sí mismo. Trafalgar Square, la pista de hielo bajo el London Eye, es una de las principales atracciones navideñas en Europa y en el mundo, escenario de varias películas navideñas. Por esto y mucho más, Londres entra en nuestro top de ciudades para vivir la navidad.

7. Barcelona

No podemos pensar en traernos un souvenir de Barcelona que no sea el Caganer. Cuando pensamos en navidad y tradiciones catalanas, los caganers conforman una parte imprescindible de la cultura culé. Hay muñequitos que enseñan su trasero de todos: desde Mick Jagger a Darth Vader, pasando por el Papa Francisco o Superman. En la Ciudad Condal o en el mercadillo navideño de la Plaza de la Catedral podremos hacernos de uno de ellos para tener por completada nuestra tradición turística, y luego nos podremos ir a recorrer uno de los increíbles pasaje del barrio gótico iluminado, como el de la foto.

8. Sidney

Si queremos pasar una propuesta diferente, alejada del frío, y llena de color y calor, podemos tomarnos un tiempo en Sidney, para vivir una navidad a la australiana. Con temperaturas que rondan los 30º, disfruta del espectáculo protagonizado por atrevidos surfistas vestidos de Papá Noel en las playas de Bondi Beach. En la víspera de Navidad, al caer la noche e iluminados tan solo por la luz de las velas llega el momento de cantar villancicos y de compartir la tradicional cena de navidad.

9. Río de Janeiro

Podremos vivir una navidad a pura Samba si elegimos a Río como nuestro destino para vacionar en diciembre. ¡Atentos! Hay que llevar ropa blanca, pues la celebración es con esa etiqueta y en las playas más lindas de Copacabana e Ipanema. Otra propuesta para pasar navidad en pantalones cortos.

10. Québec

Québec (Canadá)

Québec es un destino perfecto para disfrutar de unas navidades realmente blancas. Una fina capa de nieve sirve de alfombra por toda la ciudad. Aquí los villancicos se cantan en francés y en inglés, mientras los mercados navideños ofrecen artesanías y los mejores manjares culinarios de Canadá: vinos, sidras, quesos y hasta marisco. Las navidades canadienses son también unas fiestas muy dulces: destacan los barley candies, unos caramelos a base de malta con formas navideñas; y los chicken bones, huesos de pollo rosados con sabor a canela y chocolate. ¡Deliciosos!

¡Mirá como se prepara Universal para la temporada de navidad 2020!

¿Escuchaste lo que tienen planeado Santa Claus y Mickey Mouse para esta navidad?

Dejar respuesta

Por favor ingresá tu comentario!
Por favor ingresá tu nombre