Varig hubiese cumplido 94 años

0
411

La aerolínea que nació en Brasil en 1927 llegó a ser modelo de servicio y excelencia para toda la región. Llegó a conectar al continente americano con Asia, Europa y toda América. Desapareció en 2006.

Fueron 79 años de una historia de crecimiento y caída igualmente notables.

Su nacimiento fue la vision del alemán Otto Meyer, ex-oficial de la Aviación Real Prusiana, un idealista obstinado que logró abrir pistas de aterrizaje, adquirir aviones y montar sus primeras instalaciones, enfrentando todo tipo de dificultades políticas y financieras que, directa o indirectamente, amenazaban la propia existencia de la empresa.
Meyer elige como primer avión para la empresa, el hidroavión Dornier Wal “Atlântico”.

La primera ruta de VARIG era conocida como la “Línea de Laguna”, y unía Porto Alegre, Pelotas y Río Grande. El vuelo se hacía a baja altura, entre 20 y 50 metros a una velocidad de crucero de 160 km/h y demoraba dos horas y media. El avión podía llevar 9 pasajeros. En el check-in, los pasajeros eran pesados junto con su equipaje y si era más de 75 kg se cobraba exceso.

Luego ya en los 30s fue el tiempo de avanzar a los aviones que necesitaban pistas de aterrizaje en tierra y sus primeras rutas cubrían las localidades de Rio Grande do Sul.
El vuelo era todo visual, siguiendo referencias en el suelo, donde ayudaba mucho el nombre de las ciudades escrito en los tejados de las estaciones ferroviarias.

Su primer vuelo internacional fue entre Porto Alegre y Montevideo, el 5 de agosto de 1942.

En 1943 con un avión Electra I ingresando a la flota comenzaron a brindar servicio a bordo. El encargado de distribuir una caja con bebidas frías era el copiloto.

En los 40 la compañía llegó a Buenos Aires, Florianópolis, Curitiba, São Paulo y Río de Janeiro.

Después del final de la Segunda Guerra Mundial, VARIG adquirió una gran cantidad de aviones restantes de la Guerra: Douglas DC-3/C-47 y Curtiss C-46. Los DC-3 volaron en prácticamente todas las líneas de VARIG, incluyendo a Montevideo y Buenos Aires. Con el DC-3 fue posible la expansión a otros estados más allá del Río Grande do Sul con vuelos al interior de Santa Catarina y Paraná, además Florianópolis y Curitiba.

Las décadas siguientes vieron a VARIG crecer y consolidarse. Comenzaron a volar a los Estados Unidos y Buenos Aires.

Con el vuelo a los Estados Unidos, VARIG contrató por primera vez azafatas de sexo femenino, antes sólo hombres trabajaban en este papel. El lujo a bordo de los Super G Constellation de VARIG incluía delicias como langostas al Thermidor, faisanes, foie-gras, caviar beluga, Premier Crus Classés de Burdeos, Borgoña y Champagne. Todo servido por comisarios con uniformes y maquillaje impecables, cubiertos de plata, vajilla de porcelana y copas de cristal.

Llegarían después los vuelos a Lima, Bogotá, Caracas, México, Miami y Los Ángeles. A inicios de los 60s heredó las rutas a Europa de Panair do Brasil y comenzó a servir diversos destinos en Europa y Oriente Medio como Lisboa, Madrid, Roma, Paris, Frankfurt, Zurich, Londres y Beirut, consolidándose como la línea aérea más grande de Latinoamérica.

Los 70 vieron la introducción de los aviones Wide Body con los Boeing B727 y B737. También se marcaron por la expansión de vuelos a Sudamérica, después de la compra de Cruzeiro do Sul, en 1975. En relación a las rutas internacionales, VARIG llegó a África en 1970, con la apertura de la ruta Río de Janeiro – Luanda – Johannesburgo.

A finales de los años 70, VARIG ya era la mayor empresa privada del mundo fuera de los Estados Unidos.

La década de 1980 se inicia con la introducción de los primeros Boeing 747. y la ampliación de destinos como Mozambique, Costa de Marfil, Canadá, Ecuador, Costa Rica y Panamá.

Con la inauguración del Aeropuerto Internacional de Guarulhos en São Paulo inician los vuelos sin escalas entre São Paulo, Ámsterdam, Frankfurt, Londres, París y Zúrich.
En 1993 llega la ruta de largo radio São Paulo – Johannesburgo – Bangkok – Hong Kong. Además de esto VARIG también ha reforzado su presencia en los Estados Unidos, con vuelos a Orlando, Washington, Atlanta y Chicago.
En septiembre de 1997, VARIG hizo el mayor pedido de su historia, en un total de 24 aviones con opción para más 15, por US$ 2.700 millones, que incluían Boeing 767-300ER y los nuevos Boeing 737-700, 737- 800 y 777-200. En esa época, VARIG alcanzó su récord en oferta de asientos, fueron nada menos que 41 millones de asientos/kilómetros ofrecidos en un año.

El 2001 estuvo marcado por una profunda crisis en la industria de aviación, que afectó aerolíneas en todo el mundo. En Brasil, las dos mayores aerolíneas, Varig y Tam, iniciaron un acuerdo de código compartido en mercado nacional en 2003, que terminó en el mismo año.

En 2003 y 2004 VARIG se sometió a una restructuración, que culminó en la fusión con sus filiales regionales Rio Sul y Nordeste. Con respecto a red de rutas, VARIG se convirtió en la primera compañía de América Latina en operar para China. Junto con Air China, VARIG comenzó a vender billetes en la ruta Sao Paulo – Múnich – Pekín.

A pesar de los esfuerzos, VARIG entró en bancarrota en 2005.

En 2006 la situación llegó al límite, la empresa no tenía más dinero. En otra prueba de que VARIG era una empresa única, incluso sin recibir salario, sus empleados iban a trabajar por amor a empresa y llevaban de sus propias casas ítems como café en polvo para poder servir a los pasajeros.

En julio de 2006, VARIG se dividió en dos empresas. La “nueva Varig” fue vendida a Volo Brasil y continuó operando con la licencia de VARIG hasta obtener su propia licencia para operar, mientras que la “antigua VARIG” se quedó con las deudas. En abril de 2007 la nueva VARIG fue comprada por Gol e inició una rápida expansión en la flota y en la red de rutas. Pero el plan no salió como se esperaba y Gol acabó desistiendo de invertir en la marca VARIG. Las aeronaves con las colores de VARIG fueron lentamente desapareciendo de los cielos de Brasil hasta desaparecer completamente en agosto de 2014. La “antigua VARIG” intentó su último plan de reerguir y lanzó una compañía aérea charter con nombre “Flex” en marzo de 2007. Pero en poco tiempo la empresa cerró actividades nuevamente. En 20 de agosto de 2010 fue decretada la quiebra de la S.A. Viação Aérea Rio Grandense – VARIG.

Fuente: https://www.varig-airlines.com

Dejar respuesta

Por favor ingresá tu comentario!
Por favor ingresá tu nombre