Un barrio privado en alta mar

0
315

El crucero más grande del mundo tendrá también el primer ‘barrio’ privado del mar para los pasajeros de las suites más exclusivas. Se trata del Wonder of the Seas de Royal Caribbean International.

Si bien todavía está en construcción en un astillero francés, el Wonder of The Seas con capacidad para hasta 6.700 pasajeros, pulverizará el récord que ostenta el enorme Symphony of the Seas, también de Royal Caribbean.

Mientras llega el momento de sumarse a la flota se van conociendo nuevos detalles de este megaresort flotante, que tendrá Honk Kong como puerto base y ofrecerá, desde 2022, viajes de entre 4 y 9 noches por Asia, con itinerarios que incluyen Japón, Vietnam, Corea del Sur y Taiwán.

Un buque dividido en barrios
Con un tonelaje bruto de 236,857, 362 metros de largo y 64 metros de ancho, el gigantesco barco cuenta con un total de 18 cubiertas y 2.867 camarotes para acomodar hasta a 6.988 pasajeros, según datos de la compañía.

Y aunque aún no se ha revelado la que será su oferta gastronómica y de ocio, sí que sabemos cómo se distribuirá el barco. Y aquí empiezan las novedades.
Frente a los otros buques de la Clase Oasis, divididos en 7 sectores llamados ‘barrios’, cada uno con una oferta de servicios y atracciones propia, Wonder of the Seas es el primero diseñado con 8 de estos vecindarios.
A los ya habituales como Central Park, Boardwalk, Royal Promenade o el área de piscina y zona deportiva –donde se incluyen simuladores de surf o el tobogán Ultimate Abyss, que tiene una caída vertical de 45 metros y con un recorrido serpenteante que desciende 10 niveles-, este barco suma el Suite Neighborhoood, de acceso privado y restringido solo a los usuarios de suites.

Un barrio privado
Como un crucero dentro de un crucero, una vía que también exploran otras compañías como MSC Cruceros, este nuevo sector ofrecerá sus propias atracciones y piscinas, una terraza privada para tomar el sol con las mejores vistas sobre el océano, restaurantes exclusivos, salones y zonas de estar solo para sus usuarios.

También en esta zona se ofrecen las Ultimate Family Suite de 125 m2, estrenadas en el Symphony of the Seas, que cuentan con un tobogán para conectar el dormitorio de los niños en el piso superior con la planta principal de la suite.
Según los planos que se han dado a conocer, este ‘barrio privado’ estaría ubicado entre las cubiertas 17 y 18.
Como señalan desde la compañía, “los barcos de la Clase Oasis ya disponían de ciertas partes del barco reservadas para los huéspedes de las suites, pero nunca un vecindario formal solo para ellos”.

Lo más parecido dentro de Royal Caribbean viaja a bordo del Spectrum of the Seas, un barco de clase Quantum diseñado también para el mercado chino y lanzado en 2019 y que dispone de un Suite Club. El acceso a este espacio, reservado a los pasajeros de las Golden y Silver Suites, proporciona servicios de Royal Concierges (servicios de conserjería, embarque preferente, experiencias mejoradas de gastronomía y servicio de habitaciones exclusivo), espacios privados al aire libre y experiencias exclusivas como la organización de compras privadas, fiestas o catas de vinos.

Otras atracciones del barco
Además, Wonder of the Seas navegará con los siete barrios ya presentes en los barcos anteriores de la compañía, como Central Park, un gran parque con más de 20.000 plantas que aloja restaurantes de especialidades (en otros barcos suman hasta 22 establecimientos) y boutiques de lujo.

Al aire libre, y dentro del sector Boardwalk, se encontrará también AquaTheater, un espacio al aire libre donde se realizan exhibiciones acrobáticas y acuáticas y que está dotado con paredes de escalada o una tirolina de 25 metros que recorre un total de 10 cubiertas, entre otros.
En la zona deportiva se concentrará toda la acción del barco, con piscinas de olas para surfear en FlowRider, piscinas, bañeras de hidromasaje y, la atracción estrella, el tobogán acuático Ultimate Abyss. Además, canchas de baloncesto y voleibol y un circuito de minigolf.
En el gran teatro se ofrecerán cada noche espectáculos y producciones originales, mientras que Royal Promenade, para muchos el corazón de los barcos de Royal Caribbean, se concentran las propuestas gastronómicas y de compras en un ambiente cambiante según el momento del día.

El barco también tendrá su propio Vitality Spa & Fitness Center, con spa y gimnasio, así como un café donde se sirven menús ligeros y sabrosos, perfectos para cuidarse, y una zona infantil y juvenil, con programas y atracciones para los más pequeños.

Dejar respuesta

Por favor ingresá tu comentario!
Por favor ingresá tu nombre