Postales inolvidables en Turquía

0

Grandes ciudades, paisajes maravillosos y lugares impensados son tan sólo algunas de las excusas para recorrer Turquía.

Estambul, la capital del país y una de las pocas ciudades transcontinentales del mundo (se ubica entre Asia y Europa), es un destino muy visitado por todos los mercados, y en los últimos tiempos, del argentino, gracias a las nuevas posibilidades de vuelos directos. La ciudad –que alguna vez supo ser Constantinopla, gran capital de distintos imperios- convive entre sus memorias históricas y su creciente modernidad. La Mezquita Azul y la de Santa Sofía son dos de las grandes atracciones arquitectónicas dentro de una ciudad mayoritariamente musulmana. El Gran Bazar es el lugar ideal para conseguir productos típicos, además de probar un excelente Testi Kebab, un guiso de carne tradicional de su cultura. 

Capadocia es otro destino infaltable dentro de Turquía, gracias a su maravillosa geología que da lugar a paisajes de ensueños. El Parque nacional de Goreme es su principal espacio de formaciones rocosas, donde siglos atrás, las civilizaciones habitaban pequeños asentamientos dentro de distintas cuevas. Hoy, esos mismos espacios siguen conservándose, e incluso en algunos se puede conseguir hospedaje para turistas. El paseo en globo aerostático sobre el valle es el cliché con los atardeceres más hermosos de Turquía. 

Por su parte, Pamukkale es una zona natural donde se encuentran las aguas termales que hacen a esta región tan característica. Su nombre en turco significa castillo de algodón y proviene gracias a su extraña apariencia.  Desde 1988 es Patrimonio de la Humanidad, lo que generó la demolición de los hoteles de la zona para conservar su belleza.

Dejar respuesta

Por favor ingresá tu comentario!
Por favor ingresá tu nombre