Playa del Carmen, un paraíso con encanto

0
200

A 52 kilómetros de Cancún, un antiguo puerto de pescadores se convirtió en el punto de encuentro de millones de viajeros que descubrieron la perfecta combinación entre sol, servicios, compras, naturaleza y diversión. Vamos a Playa del Carmen.

¿Nos vemos a las ocho en la 5ª Avenida? Si estando por la Riviera Maya un amigo te cita para cenar en un local de la Quinta Avenida no está loco, ya que no quiere que vueles hasta Nueva York, sino que te dirijas a la calle principal de este encantador destino turístico mexicano con más pretención que parecido con la famosa calle del lujo y marcas prestigiosas de la Gran Manzana. ¡Por suerte!

Es que Playa del Carmen ha crecido muchísimo en hotelería de primer nivel y en servicios, pero conserva para el deleite de quien viaja hasta allí todo el aire y el estilo de vida de los mexicanos que le dan una identidad especial y única. Además, y para complementar su identificación con las culturas que fueron y son parte de esta región de América, los Mayas impregnan con sus restos arqueológicos, prácticas culturales y la gastronomía toda la vida, la decoración y hasta los souvenirs que se comercializan en los comercios locales.

La calle principal de “Playa”, como le dicen los amigos, está bordeada por tiendas de artesanías y ropa de playa exclusiva. En cuanto a los restaurantes, ofrecen gastronomía mexicana, Maya-yucateca, francesa, italiana, alemana o asiática. 

La 5ª Avenida es la arteria principal de la zona, abunda en alternativas gastronómicas y de diversión así como locales comerciales, lo que hace el sitio de encuentro obligado después de las horas de playa y excursiones, prolongando la vida del lugar hasta la madrugada. La mayoría de los comercios se encuentran en la 5ª avenida (una calle peatonal en realidad), pero también se logran encontrar agradables sorpresas en sus calles adyacentes. 

Desde el ocaso hasta alrededor de la medianoche, esta arteria se adorna con los más extravagantes personajes. Entre ellos no solamente los turistas, sino los mismos pobladores que a esta hora han terminado su jornada de trabajo y salen “a dar una vuelta”, o bien invitan al visitante a conocer sus negocios.

Las playas y el mar

D46DKF The beach at Mahekal Resort in Playa del Carmen

Las playas de Playa del Carmen son quizás uno de los sitios en el Caribe donde se pueden ver los 7 tonos de azul a verde turquesa con que se muestra el mar, según la hora del día o las nubes que tiñen el eterno celeste del cielo. Si bien casi todos coinciden en que Punta Maroma es una de las mejores playas de toda la península, es casi imposible recomendar un lugar único donde disfrutar de su arena casi blanca ya que casi todos los hoteles que se ubican en la zona de Riviera Maya cuentan con su propio acceso al mar, aunque las playas son públicas y su uso es libre. La única recomendación es estar alertas a la fuerza del sol, ya que golpea más directo sobre nuestras cabezas que en esta parte del continente sur, y para evitar quemaduras desagradables hay que estar bien cubiertos con un buen protector solar, sombreros y escaparle al sol del mediodía. De esa manera todo resultará mucho mejor.

¿Qué hacer? Tal vez la pregunta sea qué es lo que no podemos hacer en este destino porque realmente todo está dispuesto para pasarla fantásticamente bien. Comenzando por las actividades acuáticas más sencillas como disfrutar de la natación gracias a las aguas tranquilas y cálidas, propias del mar caribe, hasta salir a navegar en kayak, velero o catamarán, pero la transparencia del agua invita a practicar esnórquel o, mejor aún, a bucear para tener un contacto más cercano con la flora y fauna marina de la zona. Las zonas más recomendables son el arrecife Tarpoon, donde además de peces multicolores es el sitio ideal para observar tortugas marinas; en el arrecife Barracuda se pueden observar langostas, grandes morenas verdes y barracudas (como es lógico viendo su nombre!) en su entorno natural; los más experimentados pueden adentrarse en los restos de un barco hundido, el Mama vina Wreck, donde viven barracudas, caballas y atunes.

Ya en la isla de Cozumel se bucea en desniveles que caen hasta mil metros. Hay cuevas, túneles y terrenos arenosos. Con algo de suerte podrán ver tiburones martillo, tiburones nodriza, rayas y morenas.

Agua del Norte

Antes de la conquista y colonización española esta zona era conocida como Xaman Há (en idioma maya: «Agua del Norte») y era un punto de partida de los mayas en su peregrinaje al santuario de Ixchel en Cozumel. El primer asentamiento moderno data de principios del siglo XX cuando allí se ubicó una comunidad de pescadores, productores de cocoteros y del árbol del chicle. Durante el siglo XVI los españoles invadieron y conquistaron la mayoría de los sitios mayas, sin embargo, Playa del Carmen nunca se convirtió en asentamiento español. Hasta mediados de los años ochenta era un pequeño pueblo de paso con menos de 1500 habitantes, pero en las últimas dos décadas se ha transformado vertiginosamente al ritmo del crecimiento del turismo.

Naturaleza impresionante

Rodeada por la naturaleza de Península de Yucatán, los visitantes pueden adentrarse en una verdadera jungla, en donde lo singular se encuentra escondido bajo tierra: los Cenotes y ríos subterráneos.

El terreno de la Península de Yucatán es poroso y a los largo de los milenios ha ido construyendo una red de cuevas y ríos subterráneos que almacenan el agua de lluvia, siendo las únicas fuente de agua dulce de la zona, motivo por el cual los antiguos mayas le concedían gran importancia pues de ellos dependía su subsistencia.

Hoy es posible visitar alguno de ellos y los más avezados podrán experimentar el buceo en los cenotes, para hacerles vivir una sensación indescriptible en un ambiente casi mágico, eso sí, siempre de la mano de expertos guías, ya que no todas las cuevas y ríos subterráneos han sido debidamente documentadas y un inexperto podría perderse en ese laberinto.

¿Se te antoja recorrer la selva en un vehículo todo terreno o anfibio? ¿Hacer rafting entre las estalactitas de una caverna? Si la velocidad es lo tuyo, no dejes de visitar el parque Xplor, al sur de Playa del Carmen, donde podrás deslizarte por 13 tirolesas y “volar” por encima de la copa de los árboles.  La cueva de Río Secreto, otro atractivo del lugar, es parte de un complejo sistema de cavernas y ríos subterráneos. En el parque también podrás nadar y realizar caminatas guiadas en las cuales expertos te informarán sobre la geología y biodiversidad del área.

Para tu protección, en la entrada de este parque se te proporcionará un traje corto de neopreno y un casco.

Hidden Worlds es otro parque famoso de la riviera. Una de sus mayores atracciones es una combinación de tirolesa y montaña rusa, única en su clase. En ella volarás a grandes velocidades sobre el follaje de la selva, para finalmente aterrizar en un cenote. Otra de sus atracciones es la Skycycle, una mezcla de bicicleta y tirolesa donde podrás pedalear a tu propio ritmo y avanzar en un extraño vehículo suspendido de un cable. No hay pretexto para no salir de la playa. Los parques de aventura de la Riviera Maya te ofrecen una gran variedad de opciones en tierra, aire y agua.

Si usted es amante de los deportes extremos Playa del Carmen le ofrece entre otros, paracaidismo (skydiving) y espelebuceo (buceo en cenotes y ríos subterráneos) en varios puntos de la Riviera Maya. 

Si de consentirte se trata, en varios hoteles del lugar encontrarás los mejores servicios de spa. La riviera cuenta con instalaciones de primera clase que te permitirán relajarte y renovarte. Sin embargo, no eres el primer visitante en descubrir estas playas. Varias especies de tortugas han llegado a Akumal desde hace siglos. Ahí podrás tener contacto con estos adorables seres y liberar una pequeña cría en el Centro Ecológico Akumal.

Los pasajeros disfrutan de los servicios ofrecidos por los locales y las excursiones a puntos cercanos, entre ellos el famoso arrecife Chinchorro, uno de los mejores lugares para bucear en costas mexicanas. Al zarpar el barco la calma vuelve y el pueblo regresa a su tranquilidad provinciana. Sea cual sea la playa que elijas, no dejes de relajarte en una buena silla o hamaca y una bebida bien fría. Disponte a llenar tus ojos de los colores intensos de la Riviera Maya.

Si usted es un amante de la naturaleza (¡o aunque usted no lo sea!), no puede perderse visitar los eco-parques naturales de Xcaret y Xel-Ha. También a unos minutos se encuentra el sitio arqueológico de Tulum, el cual le brindará una vista espectacular y una experiencia inolvidable. 

Si las compras (“shopping”) es lo suyo, usted encontrará en Playa del Carmen una moderna plaza comercial con una arquitectura de espacios abiertos al final de la Quinta Avenida llamada Paseo del Carmen con tiendas tipo boutique con artesanías finas y artículos de prestigiados diseñadores pero también a lo largo de toda la Quinta Avenida e incluso en otras partes de la ciudad, encontrará cientos de tiendas donde encontrará más variedad y frecuentemente muy buenos precios. 

Comer con estilo (y picante!)

Playa del Carmen es uno de los destinos culinarios más importantes de la Riviera Maya. En el menú encontrarás desde unos sencillos tacos y especialidades yucatecas hasta sofisticadas cenas con langosta y vinos de buena cepa. Por la noche, en la Quinta Avenida resuenan ecos de reggae, rock y salsa mientras decenas de pies se preparan para salir a la pista de baile. La fiesta acaba a muy altas horas de la noche. Un moderno ferry conecta Playa del Carmen con la isla de Cozumel, donde puedes practicar buceo, esnórquel o visitar las zonas arqueológicas, los parques ecológicos y cenotes. Si lo que buscas es lujo, al sur de “Playa”, se encuentra Playacar, un complejo turístico de lujo con campos de golf, resorts todo incluido y residencias privadas.

La noche 

Grandes músicos del jazz mexicano e internacional ofrecen cada año excelentes conciertos en Playa del Carmen. George Benson, Al Dimeola, Fernando Toussaint y Victor Wooten son artistas que se han presentado en el Festival de Jazz Riviera Maya, que se lleva a cabo al final de noviembre en Playa Mamitas. Este 2012, el festival se celebrará del 22 al 24 de noviembre.

Dejar respuesta

Por favor ingresá tu comentario!
Por favor ingresá tu nombre