Jun
2024
21
Jun
2024
21
Viernes thunderstorm 15.2 °C
Best Tourism Villages

Hoy les presentamos Villa Tulumba

El "Poblado Histórico" de Córdoba es otro de los destinos seleccionados para ser distinguido entre los "Best Tourism Villages". Sus callecitas empedradas, farolas añejas y casonas del siglo 18 y 19, hacen de Villa Tulumba un “museo a cielo abierto”.

30/05/2024 12:10 Hs.

Best Tourism Villages

Hoy les presentamos Villa Tulumba

El "Poblado Histórico" de Córdoba es otro de los destinos seleccionados para ser distinguido entre los "Best Tourism Villages". Sus callecitas empedradas, farolas añejas y casonas del siglo 18 y 19, hacen de Villa Tulumba un “museo a cielo abierto”.

Compartí esta nota

Villa Tulumba está en carrera para ser elegido por la Organización del Turismo que depende de Naciones Unidas, ONU Turismo, como uno de los “Mejores Pueblos Turísticos” en este 2024. 

Sus atractivos son muchos: se trata del pueblo más antiguo de Córdoba, está ubicado a 130 kilómetros al norte de la capital; data de 1585 y fue elevada a Villa Real en 1803 por Cédula Real de Carlos IV de España. 

Refugio del pasado colonial del norte cordobés, Villa Tulumba es imperdible entre sus hitos religiosos, su naturaleza agreste y sus emblemas citadinos sobre el antiguo Camino Real.
Entre callecitas empedradas, farolas añejas y antiguas casonas del siglo XVIII y XIX, Villa Tulumba es un “museo a cielo abierto” detenido en el tiempo, recorrer sus calles es un pasaporte al pasado reflejando la época de las colonias. Se trata de uno de los pueblos más antiguos de Córdoba, que nos da la sensación de haberse detenido en el tiempo. Tiene sus orígenes en antiguas estancias concedidas como merced a los primeros conquistadores españoles.

Representó un centro neurálgico para lo que fue “El Camino Real”, una vía que cumplía la función de unir localidades, poblaciones, estancias y postas, en los cuales se producía intercambio de productos y servicios como el correo.

En el corazón del casco histórico las Cuatro Esquinas, uno de los puntos más pintorescos, tanto que sirvió de inspiración para las obras de múltiples artistas, es imposible no pararse un momento e imaginar el paso de carretas y caballos, o las damas y caballeros vestidos de época, para luego continuar por la Calle Real hasta  la casa de la familia Reynafé, una de las más influyentes del país.

No se puede quedar fuera la  exquisita gastronomía, las colaciones caseras, las empanadas de hojaldre y el chivito asado,  los favoritos de los turistas y los locales.

Una capilla histórica en Villa Tulumba
Rebosante de historia, las fachadas coloniales en tonos pasteles invitan a descubrir de qué se trata este enclave al norte cordobés. Así, recorriendo sus calles, aparece su imponente iglesia de estilo románico.

La capilla Nuestra Señora del Rosario de Tulumba de 1882 destaca por contener la imagen de la tricentenaria Virgen del Rosario, patrona de la localidad.

Además, posee otras joyitas religiosas como el Cristo articulado de rostro mestizo y un antiguo tabernáculo tallado en madera. Se trata de una verdadera obra de arte, realizada por los pueblos originarios de las misiones del Guayrá para la Compañía de Jesús de Córdoba. Al ser los jesuitas expulsados en 1767, el tabernáculo pasó a la iglesia Catedral; pero, cuando en 1805 se lo reemplazó por uno de plata, el original de madera fue llevado nuevamente a Villa Tulumba.

Como si fuera poco, esta emblemática capilla posee una trascendencia única: fue Fray Mamerto Esquiú quien colocó la piedra basal de este monumental templo y su construcción duró diez años, entre 1882 y 1892. Un dato: cada año, el segundo domingo de octubre se celebran las fiestas patronales.
Pegados a la iglesia pueden observarse los restos de la antigua capilla del siglo XVII y un moderno centro de interpretación del Camino Real. Cuenta con infografías, líneas del tiempo, salas de cine y toda la información turística y cultural de la zona.

Agreste y tranquila, Villa Tulumba también se disfruta más allá de sus callecitas coloniales y sus rincones pintorescos. Una buena decisión es visitarla en verano y los motivos están a la vista.

Con asadores, mesas y sillas, el río Suncho es especial para refrescarse en el balneario municipal. Sin embargo, aquí el tiempo no tiene prisa y cualquier época del año es excelente para recorrer su naturaleza. Así, un lugar recomendado con mucho césped natural para hacer picnic y mateadas se trata de Laguna del Molle. Aquí el relax está asegurado mientras que se escucha el canto de los pájaros.


Uno de los paseos clásicos en esta comuna es llegar hasta la Ermita del Cerro. Sobre uno de los picos más altos de Villa Tulumba se asienta esta humilde construcción que es todo un icono de la zona. Allí se resguarda la imagen de la Virgen Madre del Cerro, ubicada a unos cuatro kilómetros al este de esta comuna. ¿Un plus? Es elegido para pasar toda una jornada disfrutando de las vistas y en compañía.

A su vez, entre arroyitos y hierbas aromáticas aparecen otros senderos para recorrer. Ideal para ir en familia, a unos 15 kilómetros hacia el norte, se encuentra el paraje Las Juntas, y a unos cinco kilómetros más adelante, el paraje Rio Yosoro. También, por el mismo camino de ripio, se llega al paraje El Perchel, Caminiaga y al Cerro Colorado.

 


 

¡Sumate a nuestras redes!
Facebook
1.6k
X (Twitter)
1.7k
Instagram
5.6k
Enlace Turístico
por Canal Metro
Domingos 20:30 hs