«House of Gucci: dónde se rodó

0
G_07162_RC Lady Gaga stars as Patrizia Reggiani in Ridley Scott’s HOUSE OF GUCCI A Metro Goldwyn Mayer Pictures film Photo credit: Fabio Lovino © 2021 Metro-Goldwyn-Mayer Pictures Inc. All Rights Reserved.

Moda, melodrama, lujo y una Italia fabulosa. Lo que podrás ver en la película «House of Gucci» mientras ves pasar los más lindos paisajes de fondo.

–No sabía que me estaba casando con un monstruo. 

–No lo hiciste. Te casaste con un Gucci.  

¡Boom! La casa Gucci(estreno en cines 26 de noviembre) está cargada de joyas de diálogo como estas, entre lágrimas y gritos de Lady Gaga y la indiferencia de Adam Driver que harán las delicias de los espectadores.

La película dirigida por Ridley Scott es un melodrama, una opereta, un culebrón de los más clásicos, con pelucas, hombreras, joyas, maquillajes exagerados y localizaciones espectaculares. 

Basada en el libro de Sarah Gay Fadon, La casa Gucci cuenta la historia real de la firma de lujo italiana. Centrándose en el episodio protagonizado por Maurizio Gucci (Driver) y su mujer Patrizia Reggiani (Gaga) entre los 70 y los 90.

Él era el heredero de la empresa familiar; ella, una mujer que venía de una clase más baja, pero con muchas ambiciones. Ella le ayudó a él a hacerse con el poder casi total de Gucci y cuando él se aburrió y decidió separarse, ella encargó su asesinato.

Por la película, además de esa pareja protagonista increíble, andan Al Pacino y Jeremy Irons midiendo fuerzas interpretativas como los dueños de Gucci: Aldo y Rodolfo. También Jared Leto, transformado y escondido detrás de una sorprendente caracterización como Paolo. Y, además, Salma Hayek en el papel de pitonisa y asesora de Patrizia.

Y aunque casi toda la atención se la lleve el reparto, los ojos se nos acaban yendo a los entornos y espacios en los que estos personajes bigger-than-life se mueven. Lujo a todo trapo. Una Italia fabulosa de palazzi y villas. Salones llenos de antigüedades y arte. Ridley Scott quería “lo mejor de lo mejor. Un mundo de privilegio sin reparar en gastos, pero dentro del presupuesto y el horario planeado”. 

La película llega coincidiendo con el centenario del nacimiento de Gucci. Aunque se fundó en Florencia, la ciudad toscana no aparece por ningún lado. La acción tiene lugar, sobre todo, en Milán, Lago Como, Nueva York y St. Moritz, pero las localizaciones reales son distintas. 

Roma y Milán. Ciudades Gucci

La producción pasó 43 días rodando en Roma. En la capital italiana encontraron muchos de los exteriores y algunas de las casas que en la película hacen pasar por Milán. Y muchos de los interiores los construyeron en los míticos estudios Cinecittà. 

La iglesia Santa Maria in Campitelli fue la elegida para la boda entre Maurizio y Patrizia. En Via Condotti, la popular calle comercial romana, rodaron el encuentro entre Aldo y Patrizia a la salía de una de las tiendas Gucci. 

Mientras que en el Trastevere encontraron un antiguo almacén que reconvirtieron en la casa taller de Paolo Gucci (Jared Leto). Además, aunque supuestamente ocurrió en Milán, a las puertas de su oficina, el asesinato de Maurizio lo localizaron en unas calles más amplias y dramáticas de Roma.

“Al fin y al cabo no estamos rodando un documental”, dice Arthur Max, diseñador de producción de La casa Gucci. “La mezcla de estilos me evoca a una combinación de arquitectura toscana y árabe. Es casi como un personaje más de la película”. 

De Milán se ve la inconfundible Galería Vittorio Emmanuele. Y llegaron a hacerla pasar por Nueva York, por Canal Street, cuando Patrizia va a comprar las imitaciones baratas de los bolsos Gucci.

Villas Gucci

Casi más impresionante que el vestuario de Lady Gaga son las villas que aparecen en el filme. Empezando por Villa Negli Campiglio, que ocupa Rodolfo Gucci (Jeremy Irons). Una mansión milanesa de los años 30 que fue propiedad de la empresa de máquinas de coser Negli, hoy reconvertida en museo y que te puede sonar si has visto Yo soy el amor, de Luca Guadagnino.

Aunque más impresionante aún es la residencia del otro veterano Gucci, Aldo (Al Pacino), a orillas del Lago Como. Se trata en realidad de Villa Balbiano, un palacete del siglo XVI, que llegó a ocupar algún papa y que ahora se alquila para fiestas, bodas y vacaciones de lujo. Además, con motivo del estreno de la película Airbnb la ha incluido en su oferta para una noche única, el 30 de marzo de 2022. por 1.000 euros: la reserva se abrirá el 6 de diciembre. 

Montaña Gucci 

Huyendo de la policía fiscal italiano, Maurizio Gucci se refugia en su chalet suizo. En la realidad, el capo de la moda tenía una casa en St. Moritz, en la exclusiva zona de Suvretta, mandada construir por su padre.

Sin embargo, en el filme en vez de irse hasta la exclusiva estación de esquí suiza, se quedaron en Italia, en Gressoney-Saint-Jean, en el Valle de Aosta, Dolomitas, una zona para expertos esquiadores y que aún conserva cierto aspecto añejo que le venía muy bien al filme.

Dejar respuesta

Por favor ingresá tu comentario!
Por favor ingresá tu nombre