Hotel Paradiso: confort y cine

0
218

Que el número para llamar al servicio de habitaciones sea el 007 es solo una anécdota. El Hotel Paradiso no es un establecimiento temático ni está inspirado en el séptimo arte. Es mucho más. Se trata del primer cine-hotel del mundo, un lugar donde el cine es una forma de vida y donde, por supuesto, se puede disfrutar de películas y palomitas en cualquier rincón: en la habitación, en la sala de proyecciones y la espectacular azotea, que además ofrece increíbles vistas de París

Recién inaugurado, Hotel Paradiso nos espera –cuando podamos volver a viajar- en el 135 del boulevard Diderot de la capital francesa. Definido por sus creadores como “un homenaje al Hollywood de los sesenta”, cuenta con 34 habitaciones y dos grandes suites, cada una de ellas con una pantalla mayor incluso que la cama. Las suites, además, disponen de su propia sala de cine privada en una estancia independiente. 

Más de 2.000 títulos  

Para los aficionados al cine en solitario, cada habitación está equipada con un dispositivo que permite, con apenas un par de movimientos, oscurecer la habitación y hacer descender una pantalla de 2,5 metros de ancho del techo. 

Meticulosamente decoradas por Alix Thomsen, las habitaciones cuentan también con proyectores láser Full HD, sonido envolvente 3D, Chromecast y Apple TV y acceso ilimitado a miles de películas y series de las plataformas mk2 Curiosity, Mubi, Le Vidéo Club Carlotta Films, Arte, Netflix, MyCanal y Disney +.

Además, el hotel dispone de una biblioteca de más de 2.000 títulos en DVD que se prestan para disfrutar tranquilamente en la comodidad de la habitación. 

También, y bajo demanda, se puede solicitar una PlayStation 5 o un karoke con 10.000 canciones para cantar en la ducha. 

Cine, palomitas… y arte 

La oferta gastronómica del hotel también está a la altura del proyecto y permite solicitar desde la tablet de la habitación palomitas recién hechas –dulces o saladas- y todo tipo de picoteos y platos. De la cocina se encarga el conocido restaurante Bob’s Juice Bar, que también ha diseñado el menú que se sirve en la cafetería del Hotel Paradiso para comidas y cenas, así como la carta de cócteles.  

Opciones veganas y saludables se que van desde bagels a tortitas o tarta de manzana se podrán disfrutar también en breve en el bar de la azotea. 

Complementa el proyecto una cuidada selección de piezas artísticas como los dos enormes murales de más de 15 metros que representan a Charlie Chaplin y Harold Lloyd en dos de las fachadas contiguas y que alegran la vista desde las habitaciones del hotel realizados por el fotógrafo y artista urbano francés JR, pero también las instalaciones de Christian Boltanski y Ruben Brulat.

Dejar respuesta

Por favor ingresá tu comentario!
Por favor ingresá tu nombre