Don Quijote enfrenta a los molinos desde el tren

0

La empresa de ferrocarriles de España, RENFE, pondrá en marcha el próximo 14 de mayo un tren de turismo temático que con la denominación «Tren de los Molinos», unirá Madrid con Campo de Criptana en Ciudad Real.

El tren tiene como objetivo la promoción de la localidad manchega al tiempo que la de los servicios ferroviarios que presta Renfe.

Los viajes del Tren Ruta de los Molinos, partirá siempre en sábado de la Estación de Madrid-Chamartín-Clara Campoamor a las 9:25 horas, efectuando parada también en la Estación de Madrid-Puerta de Atocha, y llegará a Campo de Criptana a las 11:08. La vuelta se efectuará desde la localidad ciudadrealeña a las 19:05.

Estacion Chamartin

Además del desplazamiento en tren un grupo de actores interpretarán personajes del Quijote en teatralizaciones que amenizarán el viaje que incluye una visita guiada a los monumentos más característicos de la localidad y su entorno, como el Pozo de Nieve, una construcción de arquitectura popular dedicada a almacenar y conservar hielo para distribución y venta que se encuentra situada junto a la ermita del Cristo de Villajos, patrono de la localidad.

El pasaje también incluye la visita a una bodega, con degustación incluida, y a los propios molinos, que inspiraron a Miguel de Cervantes para narrar la aventura más famosa de las que narra el Quijote y que da nombre a este producto turístico. Los viajeros tendrán la oportunidad de visitar el interior de alguna de estas singulares construcciones, así como su centro de interpretación.

El precio de los viajes, de ida y vuelta en el día, será de 45euros para adultos y 20 euros para menores de catorce años. Los niños hasta 4 años que no ocupen asiento viajan gratis.

Los molinos que inspiraron a Cervantes

Campo de Criptana

Es la capital del Campo del mismo nombre, la actual población es la resultante de la unión de otras tres más pequeñas: Criptana, el Campo y Villajos. El núcleo urbano más antiguo estaba situado donde hoy se encuentra el santuario del Cristo de Villajos; de allí se trasladaron sus habitantes hacia el castillo de Chitrana, lugar donde hoy se alza otro santuario, el de Nuestra Señora de Criptana.

Sin duda, el mayor atractivo de Criptana son sus molinos, situados en la sierra de la Paz; en la actualidad se conservan diez, en 1752 en el estudio del Marqués de la Ensenada se censaron treinta y cuatro en esta localidad. Estuvieron funcionando hasta los años 50 del siglo XX.

Tres de ellos han sido declarados Bien de Interés Cultural por su antigüedad, datan del siglo XVI y conservan sus mecanismos originales que ponen en marcha todos los sábados. El Burleta data de 1555, tiene 6 m de diámetro y 12 ventanillos orientados según los doce aires, el Infante es de 1500 y el Sardinero. Estos tres molinos son de propiedad municipal, los otros siete fueron construidos a partir de 1900: el Culebro alberga el museo de Sara Montiel, el Quimera está dedicado al poeta Vicente Huidobro, el Garcilaso alberga contenidos temáticos relacionados con la labranza, el Cariari con el cine, el Lagarto con la poesía y el Pilón con el vino.

Los platos típicos son las gachas manchegas con tropezones (generalmente acompañadas de magro, chorizo, tocino frito), las migas de pastor, la caldereta de cordero, el pisto manchego, las sopas de ajo, los huevos revueltos con cebolla y el queso manchego. El postre típico es el arroz con duz frio (duz se le llama en la Mancha al dulce). Suele servirse como aperitivo la almorta tostada (denominada titos).

Fuente: https://www.renfe.com/es/es/experiencias/trenes-tematicos/tren-de-los-molinos

Dejar respuesta

Por favor ingresá tu comentario!
Por favor ingresá tu nombre