¿Cómo afecta el coronavirus a las mascotas?

0
457

El mundo está en alerta por el brote global de una nueva cepa de Coronavirus (COVID-19). Esta familia de virus cuenta con más de 50 cepas diferentes en la naturaleza. Estas afectan tanto a las personas como a otros mamíferos, entre ellos perros y gatos, y producen diversos cuadros clínicos de distintas gravedades y características. La cadena de tienda de productos y servicios para mascotas, Puppis, brindó algunos datos interesantes con respecto a nuestros animales y el coronavirus.

Es importante recalcar que todavía no se cuenta con evidencia científica ni se han registrado casos de contagio entre seres humanos y perros o gatos. Es por esto que no se consideraría al coronavirus como un riesgo para nuestras mascotas.

Información sobre perros

“Los perros se ven afectados por ciertas cepas de Coronavirus que son específicas de especie y sus manifestaciones son principalmente digestivas cursando con cuadros leves a graves de vómitos, diarreas, decaimiento, entre otros”, explicó Juan Agostini, veterinario de Puppis (Nº de matrícula: 13288) y agregó: “En estos casos la vía de contagio entre perros es fecal-oral. Afortunadamente el índice de letalidad de estos cuadros es bajo”. 

Los especialistas de Puppis recomiendan la actualización del plan de vacunas (hay vacunas disponibles que cuentan con cepas de Coronavirus entérico) y un correcto manejo de la higiene ambiental del entorno de la mascota. Ante la presencia de algunos de los signos mencionados se recomienda consultar un médico veterinario.

Información sobre gatos

En los gatos la presencia de ciertas cepas de Coronavirus es común para una gran proporción de la población y se pueden presentar en un estado latente (en “pausa”) sin producir enfermedad. En su defecto puede manifestarse como cuadros gastrointestinales leves (Coronavirus entérico). Ante ciertas situaciones específicas (estrés, enfermedades concomitantes, otras) estas pueden sufrir una transformación (Coronavirus sistémico). Además puede producir una enfermedad compleja grave y con altos índices de letalidad llamada Peritonitis Infecciosa Felina (PIF). 

“Como sucede con las cepas que afectan a caninos éstas también son específicas de especie y no hay transmisión activa al ser humano”, describió Agostini. “En este caso no se cuenta con vacunas disponibles en el mercado y las medidas preventivas se enfocan en el control médico e higiénico sanitario de nuestros gatitos, principalmente en aquellos casos de comunidades de varios animales ya que el hacinamiento, estrés y malas condiciones ambientales son claros factores predisponentes” sumó el veterinario. 

Dejar respuesta

Por favor ingresá tu comentario!
Por favor ingresá tu nombre