Cicloturismo en La Ría Deseado: Una experiencia que desafía los sentidos

0
180

Como un capricho de la naturaleza y distintivo de la región, la Ría Deseado, en sus más de 50 kilómetros de longitud contiene un cúmulo de riquezas naturales que cobran dimensiones inimaginables cuando se les conoce de cerca. A nueve minutos de allí, desde Puerto Deseado salen contingentes de diversas edades dispuestos a vivir esta experiencia inolvidable en travesías en bicicleta, por agrestes senderos y paisajes de excepción.

Por su importancia biológica, la Ría Deseado, en el Noroeste de la Provincia de Santa Cruz, ha sido declarada Reserva Provincial Ría Deseado. La vegetación predominante responde a las características de la estepa arbustiva y entre la fauna que puede observarse, se impone la impactante presencia de aves marinas y costeras. Gigantes cañadones abrazan este curso de agua que liga al Río Deseado con el Mar Argentino, en lo que constituye un estuario de notable importancia a nivel nacional.

Fondos rocosos y bancos de fango y pedregullo, se hallan en el primer tramo de la Ría, desde el oeste. Hacia la desembocadura en el Océano Atlántico, los últimos 30 kilómetros de la Ría se ensanchan notablemente. Recorrer las márgenes de la Ría en bicicleta, indican quienes más saben, no requiere mayor preparación que la de tener cierta regularidad con el vehículo a pedal; y estar bien alimentados, hidratados y descansados. La diversidad de senderos permite poder adaptar los circuitos a las características de los grupos.

En algunos casos, el reto es atravesar áridos terrenos pedregosos con desafiantes trepadas y bajadas. En otros casos, el fuerte es llegar a ciertos puntos panorámicos donde tomar dimensión de la inmensidad del paisaje y registrarlo con cámaras fotográficas y teléfonos celulares. También el entorno invita a la pausa, donde el silencio que se corta con el silbido del viento compone una sinfonía abrazadora.

Los paseos en bicicleta por la Ría Deseado, que pueden demandar distintas duraciones, desde largas jornadas o tramos más cortos que, seducen tanto a turistas como a mismos vecinos de la región. Sorprende principalmente hallar tan cerca de la ciudad de Puerto Deseado, paisajes tan extraordinarios donde la costa del Mar Argentino, los cañadones y el horizonte vuelven a las personas, insignificantes piezas de un equilibrio inconmensurable, donde el turismo, la salud y el deporte se encuentran en un mismo lugar, Puerto Deseado.

Fuente: Subsecretaría de Turismo de Puerto Deseado

Dejar respuesta

Por favor ingresá tu comentario!
Por favor ingresá tu nombre