Armá una valija a prueba de problemas

0
787

Armar una valija acorde a nuestro próximo viaje parece un tema fácil pero desde cuál elegir, hasta cómo hacer para que no se arrugue la ropa ha inspirado libros y páginas web que tratan de explicar lo inexplicable.

Después de esta temporada tan anormal, es lógico desear que nuestro próximo viaje nos encuentre con la menor cantidad de situaciones inesperadas ¡Por eso te dejamos nuestros mejores tips de equipaje para cuando volvamos a viajar!

Eligiendo nuestra valija

Antes que nada debemos tomar la decisión de qué tipo de valija nos conviene o preferimos. Debemos ante todo priorizar la calidad, ya que generalmente sufre de maltrato, y a mayor calidad mayor duración.

En otro plano de importancia están los límites de tamaño fijados por las aerolíneas para el equipaje no despachado (o de mano) ya que hay un dicho que reza que “hay dos tipos de equipaje: el que usted lleva y el extraviado” y por último la transportabilidad, porque usted será el que transporte más tiempo sus valijas, no las aerolíneas.

La pregunta importante al momento de elegir puede ser errónea, mejor que preguntarse cuán grande es la valija que le autorizan a llevar a bordo, mejor es preguntarse cuán pequeña debe ser la valija que cargue todo lo que necesita.

Recientes informes del Departamento de Transporte de los Estados Unidos indican que las posibilidades de extravío de una valija despachada es de 1 en 200. Puede que sea dirigida a otro destino o extraviada, por lo que el promedio dará un pasajero disconforme por vuelo. En otros países este promedio puede ser muy superior.   

La causa más común es un error humano del empleado de despacho que equivoca el código del aeropuerto de destino, por eso podría ser bueno saber cuál es el de su destino final para controlar ese dato al momento de entregar sus valijas (BUE es Buenos Aires, LAX es Los Angeles, JFK es New York –Kennedy,), etc.

El equipaje con muchos stickers o etiquetas de vuelos anteriores puede ser muy tentador para los amigos de lo ajeno, ya que presumen que usted es un viajero frecuente y por lo tanto puede ser un acaudalado pasajero.

Tips para viajar

Asegúrese que todo lo que quiera tener a mano quepa en el maletero superior o bajo su asiento.

Sea más bien espartano y no cargue demasiadas cosas. Para una semana afuera lleve 2 o 3 pantalones, varias remeras o camisas para intercambiar, un abrigo liviano o un sweater, un traje de baño (nunca se sabe) pequeños bolsos con los elementos de higiene personal, mucha ropa interior.  

Antes de viajar separe lo que piensa llevar y guarde la mitad en la valija. 

Lleve siempre con usted toallitas de mano de papel (créame le serán muy útiles). Desodorante, pasta dental, repelente de insectos, protector solar. 

Lleve bolsas de plástico, para guardar desde los zapatos, la ropa sucia, hasta el desodorante. Muchas veces se estropea una buena ropa por un frasco mal cerrado o que se abre por la presión del avión.

Añada un toque de color, átele cintas de colores brillantes o algún detalle distintivo a la valija que despache, hoy todas se parecen y es bastante molesto mirar cada una de las que pasa por el carrousel.

Lleve ropa confortable y fácil de limpiar y mantener. Elija ropas más bien oscuras que ocultan mejor las manchas pequeñas. Ropa interior y medias ocupan poco espacio, lleve siempre de más.

Los zapatos quizás sean los más difíciles de guardar en la valija, por su forma y volumen. Antes que nada minimice la cantidad a llevar, y trate de calzar los más pesados en el momento de viajar. Algunos prefieren guardarlos juntos enfrentado uno a otro con los tacos en diferentes direcciones, otros prefieren hacerlo por separado, las posibilidades de ubicarlos son mejores de esa forma. Dependiendo de cuán elegante sea usted, puede guardar los zapatos en bolsas especiales o en pequeñas bolsas plásticas.

Siempre use el espacio interior de los mismos para guardar ropa interior o ítems pequeños o frágiles. Además, generalmente, los guardias de aduanas no proceden a vaciarlos por lo cual esa ropa interior con corazones que no mostraría en público, estará a buen resguardo. 

Técnicas de empaque

Quizás más relevante para viajes de negocios que de vacaciones es el pasar los días arrugado y desprolijo. Eso es consecuencia directa de cómo se guarda la ropa en las valijas. Es lógico que tengan arrugas pero no debemos buscar crearlas a propósito.

Muchas de ellas estarán determinadas por la calidad de las telas, un lino o un algodón se arrugarán más que un tejido sintético. La forma de guardar la ropa es también determinante. 

Las arrugas se forman por aplicar una fuerte presión. Si se envuelve un trozo de papel en un cilindro será muy fácil estirar, pero si se abolla y si además se le aplica presión ese papel tendrá arrugas casi imposibles de eliminar. Lo mismo sucede con la ropa.

Como tenemos muy poco control sobre la presión que aplicamos a la ropa, el principal objetivo es reducir el número de pliegues. La práctica común de doblar individualmente y apilar una sobre otra no es la mejor solución, ya que el deslizar de una pieza sobre otra produce muchas arrugas.

Hay muchas teorías sobre cómo armar una valija. La verdad, cada ropa puede ir guardada de varias maneras y cada valija permite una forma u otra de guardar las cosas. He aquí tres propuestas:

Twin towers

Esta es la forma en que la mayoría de la gente empaca. Doble su ropa y acomódela en dos pilas. Si conoce su itinerario ponga abajo lo que usará en último término y deje arriba la ropa del primer día. Esto eliminará el andar removiendo la ropa. Llene los huecos con ropa interior, medias, cinturones, mallas, etc. Trate de que no quede suelta para evitar que se arruguen con el movimiento. Una buena idea es intercalar papel o guardar en bolsas para evitar el deslizamiento.

Rock and roll

Enrollar la ropa es otra de las alternativas, tanto para ropa gruesa como liviana. Funciona muy bien con la lana y para bolsos pero sirve perfectamente bien con valijas formales.

Veamos con una remera: sobre una superficie plana extienda la remera y doble sus mangas, entonces enrrolle desde abajo hacia el cuello. Alise la prenda para no dejar arrugas.

Los jeans son perfectos para este proceso. Enrollando desde las piernas hacia la cintura. Esta técnica funciona muy bien para sacos sport: doblar al medio por lo largo con las mangas hacia adentro y enrollar desde el cuello.  

Luego acomode los rollos dentro de la valija como si completara un paquete de cigarrillos.

La ropa delicada irá por arriba.

Enfardar

Otra solución propuesta por los viajeros experimentados es la de hacer fardos con la ropa. La idea es colocar en primer lugar, ya sea dentro de la misma valija o sobre la cama una prenda grande que podría ser un saco e ir colocando sobre él la otra ropa, de mayor a menor en tamaño (saco, pollera, vestido, camisas de mangas largas, camisas de mangas cortas, pantalones, pullovers, shorts) alternando la dirección de los cuellos (hacia arriba y hacia abajo) para que quede parejo. Una vez ubicada toda la ropa colocar el corazón del fardo, que puede ser el bolso con productos de higiene personal e ir doblando la ropa desde arriba sobre él para terminar con el saco que teníamos en el fondo. Terminado el fardo sujetarlo, pero sin demasiada presión y cubrir los huecos con la ropa interior, medias etc. 

Al llegar

Cuando se llega al hotel y si se va a permanecer por algunos días hay que desarmar la valija y colgar la ropa, preferiblemente en un baño con vapor (generado por una ducha bien caliente) para alisar las arrugas más débiles. 

Indispensables

Un buen saco o blazer, ahora los hay de telas prácticamente inarrugables, y son ideales para cualquier ocasión. Las mujeres deben llevar el “clásico vestido negro”, ya que de acuerdo a los complementos sirve para todo momento.

2 pares de pantalones y/o polleras, recuerde que el jean es grueso y ocupa mucho lugar en las valijas, prefiéralo para llevarlo puesto y piense en los pantalones que se convierten en bermudas sólo con un cierre, es una buena solución en una sola prenda.

2 a 4 camisas. Traje de baño. Un suéter oscuro. 1 par de zapatos cómodos y usados (no cometa el error de llevar zapatos nuevos a un viaje, es uno de los peores y más dolorosos errores).

Si querés más consejos para planificar tu próximo viaje te recomendamos leer las notas de esta sección.

Dejar respuesta

Por favor ingresá tu comentario!
Por favor ingresá tu nombre