El tren abre el cielo a sus pasajeros y trasmite en la inmensidad del paisaje un sinfin de sensaciones: asombro y quietud, colores en contraste y por supuesto la experiencia de un icono nacional único donde la magia alcanza los 4.220 msnm en la región de la puna salteña. Esta experiencia combina trayectos por ruta y ferrocarril, donde se puede disfrutar de los paisajes y la cultura andina y al mismo tiempo beneficiar al desarrollo local y turístico de las regiones de la Quebrada del Toro y la Puna. Este recorrido tiene como atractivo exclusivo el ascenso en tren desde San Antonio de los Cobres hasta el famoso Viaducto La Polvorilla.

Dos en uno: carretera y ferrocarril


Es un viaje único y especial que combina sus servicios en dos tramos: Ruta Nacional N°51, con paradas fotográficas en puntos panorámicos, para luego embarcar en la mágica experiencia del Tren a las Nubes, que se manifiesta en todo su esplendor al arribar al imponente viaducto. No sólo se conjugan paisajes y sensaciones, sino también relatos y experiencias que llevan a revivir la epopeya de la construcción ferroviaria, allá por 1.920, iniciada por el ingeniero Richard Fontain Maury, alma mater del proyecto. Este recorrido también permite conocer pueblos detenidos en el tiempo en armónica convivencia con la montaña.


Campo Quijano


Conjuga tradición, paisaje y tierra de gauchos. Se ubica a 30 km de la Ciudad de Salta en la antesala de la ruta y camino natural que conduce hacia la región de la Puna. Este poblado denominado “Portal de los Andes” recibe al visitante con el primer descenso de la excursión en una referencia histórica acerca de la obra de ingeniería más emblemática de Salta: el ramal ferroviario C-14.

El Alfarcito

Se encuentra a 2.800 msnm. Se puede visitar la pintoresca capilla, donde el patrono es San Cayetano. Las familias viven de las artesanías y poseen una economía de subsistencia basada en la agricultura y la cría de cabras y ovejas, liebres, guanacos, vizcachas, burros y caballos. Desde hace unos años existe un Centro Eclesial de capacitación, producción, turismo y artesanías, incentivado por el misionero Sigfrido “Chifri” Moroder, quien junto a un equipo de personas buscaron impulsar el desarrollo de los pobladores de los cerros del departamento de Rosario de Lerma, como opción válida ante la crónica emigración a barriadas indigentes de las ciudades. En este lugar se realiza el servicio de desayuno campestre con productos locales elaborados por las comunidades de la zona.

San Antonio de los Cobres


Es punto de trasbordo de esta experiencia; allí, el contingente se traslada a la Estación de Trenes donde los viajeros se embarcan en el Tren a las Nubes que los lleva al Viaducto La Polvorilla. El recorrido es de una hora hasta el viaducto, a 4.200 msnm, donde se atraviesa la obra más imponente de la ingeniería del siglo
pasado. Luego de 30 minutos se inicia el regreso nuevamente a San Antonio de los Cobres donde los pasajeros embarcan en los buses para retornar a la Ciudad de Salta.

Santa Rosa de Tastil


Durante el regreso, se realiza una última parada en Santa Rosa de Tastil, área de influencia del Qhapaq Ñan en la Provincia de Salta y centro administrativo de la Quebrada del Toro. Allí se puede visitar el Museo de Sitio, que exhibe piezas y objetos pertenecientes al sitio arqueológico ubicado en la parte alta del cerro, muy próximo al actual poblado. El sitio arqueológico es uno de los más grandes de nuestro país, se calcula que llegó a albergar aproximadamente 3.000 personas. También se puede comprar distintas artesanías y productos locales en el Centro de Artesanos de la comunidad. Luego de la visita se continúa el regreso hasta la capital salteña.

Fuente: Turismo Salta

Dejar respuesta

Por favor ingresá tu comentario!
Por favor ingresá tu nombre