3 paseos para hacer caminando en Córdoba

0
539

En Traslasierra, cada vez más viajeros se suman a recorridas guiadas para sumergirse en paisajes naturales y respirar aire puro. Comidas típicas, playas y hasta una pulpería: qué hay en Las Rabonas, Las Calles y Nono, tres pueblos para seguir disfrutando más allá de la caminata.

Caminatas en Las Rabonas

En Córdoba, entre los tesoros que resguarda el Valle de Traslasierra, se encuentran los paisajes verdes y serenos de Las Rabonas. Este poblado está enmarcado por las Sierras Grandes y las costas del dique La Viña, a unos 160 kilómetros de Córdoba Capital.

El dique, conocido también como Embalse Medina Allende, cuenta con un paredón de 106 metros que lo convierte en el segundo más alto del país. Sus aguas calmas resultan ideales para practicar deportes náuticos como navegación a vela y kayakismo.

Los espacios naturales de Las Rabonas también se prestan para sumarse a cabalgatas, paseos en bicicleta y caminatas. Entre los senderos, el poblado presenta trayectos como Sierras Embrujadas, Amores Escondidos y Los Infiernillos.

Vale destacar que, quienes visiten el lugar, el sábado 16 de octubre tendrán la chance de participar de una recorrida a través de este último. La inscripción podrá realizarse durante la misma jornada en la oficina de turismo local, situada sobre Ruta Provincial N° 14.

La travesía de Los Infiernillos propone una caminata de dificultad media a lo largo de cuatro kilómetros. Será guiada por el “Gaucho” Casañas, conocedor del área, quien llevará al grupo hacia Puesto Viejo.

En la zona, otras opciones incluyen bordear el arroyo Las Rabonas bajo la sombra de talas, espinillos y algarrobos, o disfrutar en familia de los parques acuáticos “Valle Encantado” y “Sol y Sierras”.

La visita puede completarse con un paseo por los alrededores de la Iglesia María Auxiliadora y la feria de artesanos. También, compartiendo un almuerzo en algunas de sus parrillas con espectáculos, o en sus restaurantes, donde destacan las pastas.

Senderismo y delicias en Las Calles

La comuna de Las Calles es otro de los puntos ideales para disfrutar del aire puro y entrar en contacto con la naturaleza. Situada entre las Sierras Grandes, el arroyo Las Rabonas y el río Chico, se constituyó sobre un cruce que atravesaban los viajeros rumbo al Alto Perú.

En la actualidad, es un destino óptimo para quienes buscan desarrollar prácticas guiadas de senderismo. El sábado 16 de octubre, por ejemplo, tendrán la oportunidad de inscribirse allí mismo para sumarse a un trayecto con una vista privilegiada de las sierras.

El lugar también se deja descubrir entre paseos libres. Los viajeros que recorren sus caminos se pueden encontrar con Eben Ezer, una pulpería de 1831 que alberga la primera licorería artesanal del Valle de Traslasierra.

En la antigua casona, se pueden elegir entre más de 150 variedades de licores, además de probar las diferentes combinaciones propuestas por el local. Las mixturas incluyen frutas, hierbas y flores como rosas, violetas y acacias, entre otros ingredientes.

Otra de las curiosidades para degustar es la hidromiel, considerada como la primera bebida alcohólica. En la pulpería, tampoco faltan delicias como chocolates, alfajores, tortas caseras y la tarta de frutilla, un clásico indiscutido de toda la región.

Otro distintivo de Las Calles es la granja de truchas Don Clemente, un paseo sugerido para realizar en familia. En el predio, grandes y chicos pueden recorrer los piletones donde se crían estos peces y también una huerta orgánica.

Una tercera alternativa se suma a los destacados del pueblo. Se trata de la granja El Aromo, un espacio interactivo con tres hectáreas de arboledas repletas de aves autóctonas. En el lugar, es posible participar de clases de equitación y cabalgatas.

Travesías y cultura en Nono

Situado a 160 kilómetros de la ciudad de Córdoba, Nono es un enclave serrano idóneo para disfrutar al aire libre. Cuenta con los ríos Los Sauces, de poca profundidad, y Chico, que va creando ollas mientras se abre paso entre piedras.

Uno de sus rincones destacados es el paraje La Juntura, donde está la unión entre ambos cursos. Allí, se forma un paisaje único, caracterizado por aguas cristalinas, playas doradas y un impactante fondo de sierras.

A la vera de los ríos y en las cercanías de los cerros, también se pueden emprender cabalgatas y caminatas. Entre los trayectos propuestos para el senderismo, están La Juntura, El Arroyo y El Empedrado.

Justamente, el domingo 17 de octubre, los visitantes de Nono contarán con la opción de recorrer El Empedrado, una travesía de alta exigencia que se extenderá a lo largo de cuatro horas, durante esa misma jornada. Podrán  inscribirse en el paraje Algarrobo.

Tras pasar el Museo Rocsen, esta aventura toma un camino de ocho kilómetros que termina en las Altas Cumbres. Una alternativa es descubrir estos paisajes mediante cabalgatas, junto a baqueanos y una tropilla criolla.

Acerca del museo, cabe señalar que resguarda más de 55 mil piezas vinculadas con temáticas como biología, física, química, arqueología, antropología y lo inorgánico. Entre las más insólitas, se encuentra una momia de más de 1200 años oriunda de Nazca.

La propia fachada del Rocsen sorprende a quienes atraviesan el área con propósito aventurero. En el frente del edificio, destacan 49 estatuas que representan a científicos, artistas, filósofos y místicos de todas las épocas.

También es ideal recorrer el centro de Nono, donde aún funcionan los tradicionales almacenes de ramos generales. En su circuito gastronómico, además, se presenta la chance de probar el cabrito a la llama, las empanadas fritas y la trucha rellena, que son los platos distintivos de este pueblo cordobés.

Fuente: Turismo Córdoba

Dejar respuesta

Por favor ingresá tu comentario!
Por favor ingresá tu nombre